El impacto del comercio electrónico: perspectivas y desafíos en la era digital

In Blogfest, Consumer Products & Retail by Baufest

Por Diego Galeano, Account Manager de Baufest.

jueves 14 - marzo - 2024
Baufest
mujer usando smartphone para hacer compras online

El imparable avance del comercio electrónico en nuestra región plantea una realidad innegable: el futuro del mercado minorista estará íntimamente ligado a la tecnología. Este crecimiento exponencial demanda el uso inteligente de herramientas tecnológicas que optimicen la operación, la logística y aseguren la seguridad en las transacciones, y la inteligencia artificial emerge como protagonista indiscutible en esta evolución.

Desde la integración de ventas conversacionales en plataformas como WhatsApp y Facebook, hasta la implementación de chatbots y algoritmos de aprendizaje automático para ofrecer recomendaciones personalizadas, el comercio electrónico en América Latina ha sabido capitalizar el potencial de la tecnología para impulsar su crecimiento.

Según datos de Statista Digital Market Insights, el mercado de e-commerce en nuestra región superó los US$ 117.000 millones en ventas minoristas para fines de 2023. Se proyecta que para 2028 esta cifra casi se duplique, alcanzando los US$ 205.000 millones. Este vertiginoso crecimiento, aunque impulsado en parte por la pandemia del Covid-19, también refleja el papel crucial que juegan los avances tecnológicos y las innovaciones en la mejora de la experiencia de compra.

A pesar de la coyuntura económica desafiante, algunos mercados destacan por su notable desempeño en el comercio electrónico. En Argentina, por ejemplo, el primer semestre de 2023 registró un aumento del 125% en la facturación del e-commerce en comparación con el mismo período del año anterior, superando incluso la tasa de inflación anual. Este crecimiento es respaldado por un aumento significativo en las ventas digitales en comparación con las ventas físicas.

En contraste, Chile, con un mercado e-commerce más maduro, enfrentó obstáculos durante el año pasado, con una contracción del 20,1% en las ventas minoristas online. Sin embargo, estos desafíos no disminuyen la tendencia general de crecimiento sostenido del comercio electrónico en la región.

La apuesta por la tecnología es fundamental para impulsar este crecimiento continuo, se espera que en los próximos cinco años las empresas latinoamericanas destinen más del 25% de su inversión en tecnología a iniciativas de inteligencia artificial. Este enfoque en la IA y la automatización no solo mejorará la innovación de productos y procesos, sino que también optimizará la satisfacción del cliente y los flujos de trabajo.

En el sector minorista, el comercio electrónico se perfila como un motor clave de crecimiento. Según Boston Consulting Group, se proyecta que para 2027, el 41% de las ventas mundiales de retail provendrán del comercio electrónico, representando un salto significativo desde el 18% registrado en 2017. En América Latina, estas perspectivas son aún más prometedoras.

En resumen, el comercio electrónico no solo es una realidad presente, sino también el motor del futuro del retail. La tecnología, en especial la inteligencia artificial, jugará un papel crucial en la consolidación y expansión de este mercado en nuestra región. Es hora de abrazar la transformación digital y prepararse para un futuro donde el comercio electrónico sea la norma, no la excepción.