El alarmante auge de los deepfakes: una amenaza para la seguridad y la democracia

In Blogfest, IT Operations by Baufest

Por Matías Armándola, Cybersecurity Account Architect de Baufest.

lunes 11 - marzo - 2024
Baufest
Acceso anónimo y concepto de reconocimiento facial con interfaz de sistema de seguridad digital

En un mundo cada vez más digitalizado, la tecnología avanza a pasos agigantados, pero no siempre para nuestro beneficio. En este contexto, los expertos en ciberseguridad están lanzando advertencias sobre el crecimiento exponencial de los deepfakes, una tecnología que puede tener consecuencias devastadoras para nuestra sociedad.

Los deepfakes son videos, imágenes o audios generados mediante inteligencia artificial que imitan la apariencia y el sonido de una persona. Esta tecnología ha alcanzado un nivel de realismo tal que el 77% de los usuarios de internet no puede distinguir entre un video real y uno generado con IA. Este nivel de sofisticación abre la puerta a una serie de usos maliciosos, desde fraudes financieros hasta manipulación política.

En los últimos meses, hemos sido testigos de cómo los deepfakes se utilizan para promover inversiones falsas, suplantando la identidad de figuras públicas presidentes y políticos. Estos videos manipulados, difundidos en redes sociales y plataformas digitales, han engañado a muchas personas, llevándolas a caer en esquemas fraudulentos.

En Baufest advertimos que este año podríamos ver un aumento del 800% en el uso de deepfakes para cometer fraudes financieros, sextorsión y manipulación política. Este pronóstico es alarmante, especialmente porque la desinformación y la manipulación pueden tener un impacto significativo por ejemplo en resultados electorales que definen el futuro de una nación.

Es crucial que tomemos medidas para contrarrestar esta amenaza. Las plataformas digitales deben implementar herramientas más sofisticadas para detectar y eliminar contenido manipulado. Además, es responsabilidad de todos los usuarios educarnos sobre cómo identificar deepfakes y no caer en la trampa de la desinformación.

En definitiva, el auge de los deepfakes representa una seria amenaza para nuestra seguridad y nuestra democracia. Solo mediante la conciencia y la acción colectiva podemos protegernos contra esta peligrosa tendencia y preservar la integridad de nuestra sociedad digital.